вторник, 9 октября 2018 г.

Andrea del Boca: "Estoy procesada por mis ideas políticas"

La actriz rompió el silencio tras el revés judicial que sufrió en los últimos días por la novela Mamá corazón, que recibió del Estado 24 millones de pesos pero no se emitió. ¿Por qué no salió al aire? ¿Hasta dónde llegó la producción? ¿Cómo fue la contratación de su hija? “Anna Chiara conoce la causa de memoria y está convencida de que soy inocente”, explica.
 Andrea del Boca y Anna en el living del departamento donde viven desde el nacimiento de la chica, que ya tiene 17 años. “Ella ha sido mi gran sostén; estoy bendecida por la vida”, dice la madre.
Andrea del Boca abre la puerta de su piso en el Bajo Belgrano con una sonrisa. Esa misma que vimos durante 49 de sus 52 años una y otra vez en la tele. De sus inicios a los 3 años en Nuestra galleguita, en 1969, hasta su último trabajo, que se llamó Esa mujer y se emitió durante 2013 en la TV Pública. Después hay un limbo en su carrera y, claro está, es el tema que en este lunes caluroso nos trae hasta acá. En julio de este año la actriz fue procesada por "defraudación contra la administración pública", según consta en la causa que sigue el juez Sebastián Ramos.
¿El motivo de la discordia? Los 24 millones de pesos que cobró por Mamá corazón, una serie de 26 capítulos realizada por su productora a+A Group con el apoyo del BACUA (Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino) y el ex Ministerio de Planificación.
¿El motivo de la discordia? La serie no llegó a emitirse. "No era nuestra responsabilidad", alega ella, aunque el juez entiende que existió "una maniobra planificada y direccionada desde su inicio hacia la contratación de la productora de Andrea del Boca" en la causa cuyo principal acusado es Julio de Vido. Entonces, comienzan las preguntas.
¿Qué porcentaje del contrato cobró? ¿La contrataron por su afinidad con el kirchnerismo? ¿Está terminada la tira? ¿Por qué no fue emitida? Cuestiones que decidió responder Andrea tras casi tres años de ostracismo. ¿La razón? "Estaba muy tranquila, porque no cometí ningún delito y toda la evidencia estaba en el juzgado. Pero con este silencio permití que se mintiera mucho sobre la causa", afirma.
El cambio de estrategia también tiene que ver con su nuevo letrado, el doctor Juan Pablo Fioribello, ex director general del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y representante de varias celebridades. De hecho, una de ellas fue quien le aconsejó a Andrea contratar sus servicios: "Me lo recomendó Moria, que estuvo conmigo en los momentos más duros", cuenta la actriz. "Se quiere instalar que la novela no salió. Y para la gente cierra el rulito de la estafa. Pero la serie se realizó y el contrato decía que esto era contenido para el BACUA. La responsabilidad de distribuirla era de ellos", sigue Fioribello.
Tras la ratificación de su procesamiento, Del Boca cambió de abogado y contrató al doctor Juan Pablo Fioribello, por recomendación de Moria Casán. “La causa avanza por un tema netamente político”, afirma el letrado.
–Se dice que la productora cobró 24 millones por una serie inconclusa, que no fue editada ni salió al aire. ¿En qué instancia quedó el producto?
Andrea: Digamos una cosa. Primero: al 31 de diciembre de 2015 la novela se terminó de grabar completamente. Habíamos afrontado la parte más costosa de la producción, pero faltaban dos entregas de dinero que nunca llegaron. Le presentamos al BACUA seis capítulos editados hasta el final y había una decena a la que le faltaba el corte a 48 minutos. Pero cuando llegamos a la tercera etapa cortaron los pagos y no pudimos terminar de editar. Y la pericia de la Corte dice que todo el dinero se puso en Mamá corazón. No quedó ganancia.
Fioribello: El sistema de pagos es como una posta: cumplís una etapa y te dan para la otra. De 36 millones que figuraban en el contrato se llegó hasta la etapa tres (eran cuatro cuotas), que no pagaron. Se cobraron unos 24 millones de pesos, de los cuales 10 se fueron en impuestos. Y cada etapa fue auditada hasta tres veces.
–Andrea, ¿luego del cambio de gobierno tuviste posibilidad de reunirte con el secretario de Medios, Hernán Lombardi?
A: Sí. En abril de 2016 le llevé todo el material grabado. El lo evaluó. Me dijo que lo había hablado con el presidente Macri y que habían decidido seguir adelante. Me llama la atención que dos meses después de firmar una carta donde aceptaba que estaba todo en orden (y autorizaba el pago de la siguiente etapa) salió a decir que no había nada hecho, que era todo una basura, que había que tirarlo…
F: Ese documento lo presentamos en la causa. Además, el cuerpo de peritos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al que se le encargó una pericia exhaustiva de la rendición de cuentas dijo: "No se observa ningún tipo de irregularidad en la rendición ni en cómo los fondos fueron acreditados". Y la han defendido todos los colegas, incluso los que piensan de forma diferente en política, como Segundo Cernadas y Juan José Campanella.
 Andrea con Anna Chiara, que termina el secundario a distancia en una escuela de los Estados Unidos para combinar con su carrera de actriz: “Cuando la contraté pensé como productora: tenía el gancho de madre e hija en pantalla”.
–Pero Fabián Mazzei declaró en los medios que firmó por un número y cobró por otro…
F: Dijo eso para ganar unos minutos de cámara. Cuando la Justicia le refrescó que el falso testimonio tiene una pena de uno a diez años de prisión, se acordó de que había cobrado todo en tiempo y forma.
–¿Por qué avanza el juez con el procesamiento?
F: Por un tema netamente político. Acá no es Andrea del Boca quien encabeza la causa, sino el ex ministro Julio de Vido, una persona que ya ha caído en desgracia y tiene cientos de juicios, condenas, procesamientos, embargos. Pero agregar la foto de Andrea les sirve.
A: La Corte deja en claro que, entre siete producciones similares, a la única que se investigó fue a Mamá corazón. Sabemos que hay algunas productoras que cobraron el adelanto y no hicieron ni dos escenas. Nosotros grabamos todo y no terminamos porque nos cortaron el presupuesto. Entonces, es llamativo que sólo me hayan investigado a mí.
–¿Sugerís que te pasó esto por ser kirchnerista?
A: No hay otra explicación. Es por mis ideas políticas. Igual estoy tranquila, porque no cometí ningún delito. El juzgado tiene todo el trabajo que hicimos. Me gustaría que la gente lo viera, para quitar esa idea de la novela fantasma que se cobró y nunca se hizo.
–El juez Ramos supone que hubo una contratación directa por tu afinidad con el kirchnerismo. ¿No pensaste siquiera que eso podía ser mal visto?
A: A mí me hubiera llamado la atención si me ofrecían una ópera en el Colón o una película, porque soy de televisión. Pero vino Tristán Bauer y me dijo que necesitaban alguien que abriera fronteras para reposicionar a la industria local.
F: No se podía licitar: no hay diez personas como ella que lleguen a Italia, España, Israel…
–¿Te arrepentís de haberte jugado tanto por un proyecto ?
A: Lo que apoyé tiene que ver con políticas sociales que ni siquiera me beneficiaron. El Matrimonio Igualitario, la Ley de Identidad de Género, la Asignación Universal. Soy peronista y reconozco las medidas sociales que le cambian la vida a la gente. En 2004 sufrí violencia de género y miles de mujeres mueren por eso. Y fue Cristina la que tomó las primeras medidas al respecto.
“Esta causa se llevó a mi papá. Cuando surgió todo cayó en la depresión y se enfermó de cáncer. A los tres meses falleció” (Andrea)
Otra de las polémicas que rodearon a Mamá corazón fue la contratación de Anna Chiara (17), la hija de la propia Andrea del Boca. "Lo analicé como productora: era un buen gancho ver a madre e hija en pantalla", explica. Le pregunta a su hija si quiere posar para la apertura de la nota: "Yo soy una mamá tana, sobreprotectora, pero ella ya es una mujer. Y está absolutamente convencida de mi inocencia. Ella conoce la causa mejor que yo. He sido absolutamente bendecida con la hija mujer que tuve. Además de ser muy compinches, es un gran sostén", dice Andrea que, además de enfrentar esta causa, en marzo perdió a su padre, Nicolás del Boca (90).
–¿Cómo afectó a tu papá la causa en sus últimos meses de vida?
A: Estoy segura de que esto aceleró su partida. Mi familia lo siente así, porque él se enfermó en medio del proceso. Entró en una depresión que lo llevó al cáncer, que a los tres meses terminó con su vida. Para los médicos fue muy extraño porque, al ser una persona grande, la enfermedad avanza menos. Entonces entienden que tuvo mucho que ver la parte emocional.
–¿Esa certeza te hace sentir, bronca, impotencia…?
A: Impotencia sí, bronca no. Soy muy creyente y creo que papá está con nosotros. Está celebrando que haya salido a hablar y a contar la verdad. A defenderme en los medios, porque en la Justicia está todo presentado. Obviamente, no me lo van a devolver, pero la verdad va a salir a la luz.
Por Julián Zocchi. Fotos: Fabián Uset.
Fuente: revista Gente